Video captado por una webcam en el que un joven roba un coche de una manera bastante cómoda, ni tiene que forzar el coche ni agredir a nadie. Está claro que cada delincuente tiene sus propios métodos para delinquir.